Receta rústica y simple para hacer unas buenas papas al horno.

Desde que empecé a cocinar estuve luchando para lograr recrear las papas al horno que hacia mi abuela, era perfectas, crocantes, con una cocción pareja y sabor increíble. Luego de miles de intentos fallidos opté por algo distinto y mas acorde a mi, algo rústico y simple. Ahí nacieron éstas papas al horno que no pueden fallar.
Dejarles la piel es bastante optativo, pero para mi le suma y MUCHO, suma sabor y textura, lo que las hace a su vez distintas a las típicas papas al horno.

Te invito a tentarte, probarlas y que después me cuentes si podés dejar de hacerlas!

 

Conseguí

  • Papas 4 u.
  • Queso Duro 100 Gr.
  • Aceite de Oliva 2 Cdas.
  • Sal 1 Cdita.
  • Pimienta c/n

Obtenés 32 Papitas (hacé la cuenta si querés) para picar con amigos, familiares, pareja… o para acompañar esa hamburguesa que te enseñamos a preparar hace un tiempito atrás! 🍔+🍟=🚀

 

Cociná

1.

Antes que nada, lavá muy bien las papas porque no las vamos a pelar. Luego cortalas a la mitad y luego en cuartos.


2.

Este más que un paso es una recomendación, la idea es cubrir la fuente que vayas a utilizar con papel de aluminio, por dos temas:
1. Va a ser mas faciles de sacar las papas una vez que esten cocidas y calientes.
2. Vas a evitar tener que limpiar durante horas esta fuente luego de utilizarla 😉



3.

Ahora que nuestra fuente parece un artefacto de la NASA, nos disponemos a colocar las papas sobre el papel aluminio, todas con la cascara apuntando hacia abajo.


4.

Vas a rociar con aceite las papas, distribuir el queso, por último salar y pimentar.
Con todo esto listo llevás a horno máximo (y pre-calentado) durante 25 minutos o hasta que veas que se doraron.


5.

Listo! Podés esperar a que se enfríen un poco o retirarlas con una pinza/espátula aún calientes.


Tip

“Además de guarnición, es ideal para una picada acompañadas de unos dips con aderezos o salsas.”

Disfrutá