Menu
Pastas / Recetas / Saladas

Macarrones con Queso

Receta de Mac and Cheese, una receta simple, rápida y rica para salir del apuro!

Hoy compartimos cómo hacer los clásicos Macarrones con Queso o Mac and Cheese, uno de los platos más típicos de la gastronomía de Estados Unidos.
Una receta simple pero que tomó mucha importancia por ser económica y rendir varias porciones.

Su nombre deriva de las palabras Macarrones y Queso que en inglés se escribe “Macaroni and Cheese” (Mac & Cheese). Básicamente es pasta y queso, pero es un poco más que sólo eso.
Si bien no hay una receta definitiva, ya que cada familia tiene la suya, hoy compartimos la versión que nosotros aprendimos y nos gusta, partiendo de una salsa bechamel y terminando la cocción en el horno para gratinar el queso.

Por lo general se prepara con Macarrones curvos o “codito” que en Italia son llamados “Gomiti Rigati”, pero cualquier pasta seca es válida. Lo mismo pasa con los quesos, es común ver Cheddar acompañado de Mozzarella, pero se puede utilizar los quesos que más nos gusten, lo ideal es combinar sabores y consistencias para lograr los Mac ‘n Cheese más ricos!

Ingredientes

  • Pasta Seca / Macarrones 250 Gr.
  • Cheddar 200 Gr.
  • Mozzarella  200 Gr.
  • Manteca  20 Gr. (mantequilla)
  • Harina Común  20 Gr.
  • Leche  500 Ml. (a temperatura ambiente)
  • Crema de Leche 100 Ml. (Crema o Nata para batir)
  • Pimienta a gusto

Rinde de 4 a 6 Porciones para disfrutar en compañía.

Procedimiento

macarrones con queso mac and cheese cheddar

En una olla hervir abundante agua con una pizca de sal.
Una vez que hierve, colocar la pasta y cocinar durante unos 8 minutos.

Los fideos deben quedar “al dente”, no se deben pasar de cocción.

Qué es la Pasta al Dente?

Es cuando la pasta no llega a ser del todo blanda, al morderla ofrece un poco de resistencia pero está completamente cocida. Por lo general las marcas de pasta seca indican en el paquete el tiempo de cocción, ese tiempo suele ser el del punto “al dente”. Entonces al pasar ese tiempo, debemos probar la pasta, si aún le falta vamos a sentir en la boca una consistencia un tanto “arenosa”, sino también al morder la pasta y mirarla, se verá en el centro un tono distinto de color al del exterior.
Para que esté al punto que buscamos, no deben suceder ninguna de esas dos cosas.
Pero cuidado, porque si se pasa de cocción puede quedar muy blanda y “babosa”, eso es justamente lo que no queremos. 


Mientras se cocina la pasta, rallar los quesos.
En esta ocasión utilizamos 2 variedades de Queso, Cheddar (real) y Mozzarella. Uno aporta sabor (Cheddar) y el otro consistencia (Mozzarella).
Es importante utilizar quesos de buena calidad, ya que este va a ser el “corazón” de nuestra receta.

Los quesos a utilizar son completamente a elección, es ideal combinar sabores y consistencias para lograr un plato mas completo y sabroso. Algunas opciones son Gouda, Parmesano, Gruyere y el clásico Cheddar comercial (de color anaranjado) que es muy utilizado en Estados Unidos.

Una vez cocida la pasta, retirar del fuego, colar y reservar.

Ahora vamos a preparar una salsa blanca o bechamel, partiendo de un roux (manteca + harina).

En una sarte´n a fuego medio fundir la manteca, luego agregar la harina y mezclar para incorporar.
Cocinar por 1 o 2 minutos más para lograr cocinar la harina que acabamos de agregar. 

Agregar la leche en partes, sólo un poco y mezclar enérgicamente para incorporar con el resto de los ingredientes.

En lo posible utilizar un batidor de mano que no dañe la superficie de tu olla. En su defecto puede ser una cuchara de madera o espátula.

Una vez que se incorporó la leche, agregar un poco más y volver a mezclar para incorporar.
Repetir hasta completar toda la leche.

Agregar la leche de a poco y en partes, ayuda a que no se formen grumos en la salsa.
Al principio se pueden formar algunos, pero mezclando enérgicamente se eliminan.

Cocinar unos 5 minutos, mezclando constantemente, hasta notar que la salsa comienza a reducir, no debe espesar.

Agregar los quesos a la preparación, la crema y colocar pimienta a gusto.
Mezclar bien para fundir los quesos e incorporar los ingredientes.

Agregar la pasta cocida, mezclar bien para incorporar con la salsa y retirar del fuego.

La receta puede terminar acá, muchos la sirven directamente de la sartén al plato obteniendo una pasta bien cremosa. A nosotros nos gusta terminar la cocción en el horno para gratinar, de esta manera se obtiene un sabor mas intenso y variedad de texturas.

macarrones con queso mac and cheese cheddar

Disponer una fuente para horno (28x20cm) y verter toda la pasta dentro.
Distribuir de forma pareja y cubrir la superficie con queso rallado, el queso es a elección.

macarrones con queso mac and cheese cheddar

Hornear a temperatura alta (220ºC) durante 15 minutos o hasta gratinar.

Es importante no pasarse de la cocción en horno, de lo contrario la salsa puede secarse y perder cremosidad.

Si la cocción es en horno a gas tradicional, lo ideal es hornear durante 10 minutos y luego colocar la fuente en la parte baja del horno (o cajón) con el fuego por encima, durante unos 5 minutos o hasta gratinar.

Retirar del horno, servir y disfrutar de esta deliciosa pasta, cremosa y bien cargada de queso!!

macarrones con queso mac and cheese cheddar

Imprimir
macarrones con queso mac and cheese cheddar

Macarrones con Queso | Mac and Cheese

  • Autor: cukit
  • Porciones: 6 1x

Descripción

Hoy compartimos cómo hacer los clásicos Macarrones con Queso o Mac and Cheese, uno de los platos más típicos de la gastronomía de Estados Unidos.
Una receta simple pero que tomó mucha importancia por ser económica y rendir varias porciones.


Aumentar

Ingredientes

  • Pasta Seca / Macarrones 250 Gr.
  • Cheddar 200 Gr.
  • Mozzarella  200 Gr.
  • Manteca  20 Gr. (mantequilla)
  • Harina Común  20 Gr.
  • Leche  500 Ml. (a temperatura ambiente)
  • Crema de Leche 100 Ml. (Crema o Nata para batir)
  • Pimienta a gusto

Instrucciones

  1. En una olla hervir abundante agua con una pizca de sal.
    Una vez que hierve, colocar la pasta y cocinar durante unos 8 minutos.
    Los fideos deben quedar “al dente”, no se deben pasar de cocción.
  2. Mientras se cocina la pasta, rallar los quesos.
    En esta ocasión utilizamos 2 variedades de Queso, Cheddar (real) y Mozzarella. Uno aporta sabor (Cheddar) y el otro consistencia (Mozzarella).
    Es importante utilizar quesos de buena calidad, ya que este va a ser el “corazón” de nuestra receta.
  3. Una vez cocida la pasta, retirar del fuego, colar y reservar.
  4. Ahora vamos a preparar una salsa blanca o bechamel, partiendo de un roux (manteca + harina).

    En una sartén a fuego medio fundir la manteca, luego agregar la harina y mezclar para incorporar.
    Cocinar por 1 o 2 minutos más para lograr cocinar la harina que acabamos de agregar.

  5. Agregar la leche en partes, sólo un poco y mezclar enérgicamente para incorporar con el resto de los ingredientes.

    En lo posible utilizar un batidor de mano que no dañe la superficie de tu olla. En su defecto puede ser una cuchara de madera o espátula.

  6. Una vez que se incorporó la leche, agregar un poco más y volver a mezclar para incorporar.
    Repetir hasta completar toda la leche.

    Agregar la leche de a poco y en partes, ayuda a que no se formen grumos en la salsa.
    Al principio se pueden formar algunos, pero mezclando enérgicamente se eliminan.

  7. Cocinar unos 5 minutos, mezclando constantemente, hasta notar que la salsa comienza a reducir, no debe espesar.
  8. Agregar los quesos a la preparación, la crema y colocar pimienta a gusto.
    Mezclar bien para fundir los quesos e incorporar los ingredientes.
  9. Agregar la pasta cocida, mezclar bien para incorporar con la salsa y retirar del fuego.
  10. Disponer una fuente para horno (28x20cm) y verter toda la pasta dentro.
    Distribuir de forma pareja y cubrir la superficie con queso rallado, el queso es a elección.
  11. Hornear a temperatura alta (220ºC) durante 15 minutos o hasta gratinar.
  12. Retirar del horno, servir y disfrutar de esta deliciosa pasta, cremosa y bien cargada de queso!

Notas

Los quesos a utilizar son completamente a elección, es ideal combinar sabores y consistencias para lograr un plato mas completo y sabroso. Algunas opciones son Gouda, Parmesano, Gruyere y el clásico Cheddar comercial (de color anaranjado) que es muy utilizado en Estados Unidos.

Es importante no pasarse de la cocción en horno, de lo contrario la salsa puede secarse y perder cremosidad.

Si la cocción es en horno a gas tradicional, lo ideal es hornear durante 10 minutos y luego colocar la fuente en la parte baja del horno (o cajón) con el fuego por encima, durante unos 5 minutos o hasta gratinar.

Palabras clave: mac and cheese,macarrones con queso,mac n cheese,cheddar,pasta al horno,bachamel,salsa de queso

Sin Comentarios

    Responder

    Pin It on Pinterest

    Shares