Si tengo que elegir cual es la torta que más me gusta, lejos pero lejos elijo la Chocotorta y ahora te explico por qué.

Para empezar, soy un gran admirador de las galletitas o masas humedas en distintos tipos de preparaciones dulces, como pasa con el tiramisu, los sandwich de helado con galletitas, el pan dulce con helado y la lista puede seguir un par de horas.

Bueno, volviendo a la Chocotorta… el hecho de que me gusten mucho las Chocolinas es un gran punto a favor y que estén humectadas en leche chocolatada le suma mil puntos. Luego la combinación de crema con el dulce de leche hace que no sea tan empalagosa, y además es una torta que se come fría.
Para cerrar la lista de puntos a favor que tiene esta torta te voy a decir que es una de las tortas mas fáciles de preparar!!

En general no hay muchas maneras tan distintas de prepararla, es bastante simple, siempre que uses Chocolinas (es el gran chiste de ésta torta) y le pongas onda, nada puede fallar.
Dos gustos personales a destacar son el uso de Dulce de Leche Repostero, por un tema de textura, y el acabado de galletita triturada que para mi marca una GRAN diferencia tanto en la visual como en la textura final.

 

Conseguí

  • Chocolinas 500 gr.
  • Dulce de Leche 400 gr.
  • Crema de Leche 350 gr.
  • Leche 300 cc.
  • Cacao 2 Cdas.

Obtenés  1 chocotorta para compartir con todos los que te rodean.

 

Cociná

1.

Lo primero que hacemos es volcar la crema en un bowl y batirla a medio punto. Para reconocer cuando nuestra crema está a medio punto es fácil, mientras estás batiendo hacé una pausa y levanta el batidor, si los “dibujos” que deja se pierden rápidamente ya estás en el punto justo. Si de lo contrario todavía no forma ningún “dibujo”, remangate y seguí batiendo que todavía falta.


2.

Cuando la crema ya está a su punto agregás el dulce de leche y con un batidor lo mezclás bien con la crema, sin batir. Nosotros usamos repostero porque nos gusta mas la textura final de la mezcla pero podes usar el que mas te guste.


3.

Preparate todo porque ahora viene el armado. Primero en un bowl volcá la leche y agregale el cacao, mezclás y listo, pero no te lo tomes que es para las galletitas.
Sacá las galletitas del paquete y tenelas a mano, guardate unas 10 que son para la cobertura final.
Después conseguite una fuente o molde donde vas a armar la torta y donde va a quedar hasta que la termines de comer. Tené en cuenta que vamos a usar 3 paquetes chicos de Chocolinas, así que intentá usar un molde no tan grande y con altura para lograr un par de pisos, en este caso nos quedan 3 pisos.



4.

Antes de empezar a poner las galletitas en el molde vamos a sumergirlas en la leche chocolatada en tandas de a 4 o 5. Dejálas humectar bien, esto es clave para que luego estén blandas al comer la torta, pero no te pases porque se te van a desarmar antes de llegar a la fuente.


5.

Cubrí toda la base con las galletitas, acomodalas como entren según tu fuente y si hay que romper alguna para completar la forma hacelo sin pudor.


6.

Los siguientes pasos son bien simples, partiendo de la base de galletitas seguimos con una de dulce de leche, galletita de nuevo, dulce de leche… Así hasta que completes los pisos acordes a las galletitas que tenés.
Tené en cuenta que la capa final tiene que ser de dulce de leche porque en un rato entran en juego las 10 Chocolinas que te dijimos que guardes.


7.

Como cobertura vamos a poner Chocolinas trituradas. Para eso vas a remangarte de nuevo y en un bowl vas a romper con las manos en seco todas y cada una de las 10 galletitas. Podes alternar algunos pedazos para que queden mas grandes para que queden mas crocantes a la hora de comer.


8.

Con la mano esparcís las Chocolinas trituradas sobre la torta hasta cubrir todo y que no se llegue a ver el dulce de leche.
Listo, ahora mandas la Chocotorta a la heladera un par de horas para que la magia fluya y después la disfrutás bien fría y mucho mas firme.


Tip

“Si no tenés apuro, preparala de un día para el otro y la vas a disfrutar muuucho mas.”

Disfrutá