Guiso de Lentejas, simple, rico y con todo el sabor!!
El invierno, además de hacernos cubrir de ropa hasta la frente, nos da la chance de comer algunos platos que nos sería imposible disfrutar con temperaturas altas… ahí es donde le tomamos un poco de cariño al frío y aparecen las Ollas junto con los platos hondos!

En casa el Guiso es una gran amigo durante la época de frío, lo preparamos de varias maneras pero el Guiso de Lentejas es uno de nuestros favoritos.

Lo preparamos en cantidad y lo disfrutamos el mismo día que lo hacemos, al otro día (comerlo de un día para otro lo vuelve aún más rico) y también lo congelamos porcionado para tenerlo listo y disfrutarlo otro día que haya ganas de Guiso!

Te invitamos a que pruebes nuestra receta, todo se puede adaptar al gusto de cada uno y a lo que tengamos a mano. Personalmente nos gusta que tenga Panceta Ahumada, Chorizo Colorado (es importante que sea de buena calidad, es el corazón de este Guiso), la cebolla y el morrón no pueden faltar y el vaso de vino marca una diferencia (no hace falta que sea el mejor o más caro pero que tampoco sea el mas barato 😀 ).

Sin más… a preparar el Guiso!!!

Ingredientes

  • Lentejas 250 Gr.
  • Panceta Ahumada 150 Gr.
  • Chorizo Colorado 1 u.
  • Cebolla 1 u.
  • Morrón Rojo 1 u.
  • Zanahoria 1 u.
  • Ajo 1 diente
  • Puré de Tomate 200 Gr.
  • Vino 1 Vaso
  • Caldo de Verduras c/n
  • Pimentón Ahumado 1 Cdita.
  • Ají Molido 1 Cdita.
  • Laurel 1 Hoja
  • Sal a gusto

Obtenés 1 Olla de Guiso rico y calentito, que rinde unas 4 Porciones que podés compartir o congelar para disfrutar a futuro!

Procedimiento

Primero empezamos “blanqueando” las lentejas. Para esto, colocar las lentejas en una olla, cubrir con agua (fría / temperatura ambiente) y llevar a hervor.
Una vez que hierve, esperar 5 minutos retirar del fuego.
Colar las lentejas y reservar.

Picar la cebolla y el morrón, pelar y cortar la zanahoria en rodajas. Por último picar un diente de ajo. Reservar.

Quitar el cuero (o piel) de la panceta y cortar en tiras o “lardons”. Reservar.

Cortar el chorizo colorado en rodajas.
A nosotros nos gustan las rodajas de chorizo enteras pero se pueden dividir en mitades o cuartos.

En una Olla a fuego medio, colocar la panceta y el chorizo.
Cocinar unos minutos hasta dorar y luego revolver.
Cocinar hasta dorar ambos por completo.

Agregar la cebolla, morrón, zanahoria y ajo.
Mezclar y cocinar hasta que la cebolla esté “transparente”. Este es el punto de referencia para saber cuándo está cocida.

Agregar el vaso de vino y cocinar unos minutos para evaporar el alcohol.

El vino además de aportar sabor, ayuda a “desglasar” o “levantar el fondo de coccion” y capturar esos sabores de la carne y los vegetales que quedan adheridos al fondo de la olla.

Agregar las lentejas, el puré de tomate y los condimentos.
Mezclar para incoporar.

Agregar el Caldo de Verduras (el nuestro es casero pero puede ser caldo en cubos) hasta cubrir.

Cocinar a temperatura media/baja durante 30 o 40 minutos, hasta que las lentejas estén cocidas.

Una vez que las lentejas estén cocidas, retirar del fuego y probar si hace falta agregar sal. Mezclar bien y para incorporar.

La sal la agregamos al final y solo si hace falta, porque muchas veces la panceta o el chorizo (que ya suelen ser bastante salados) salan el guiso durante la cocción.

Listo!! A disfrutar y calentar el cuerpo con este delicioso Guiso de Lentejas!

 

guiso de lentejas chorizo colorado panceta