Hace unos años, casi sin querer, las tortillas mexicanas se incorporaron a nuestra gastronomía diaria. Así como un pan que lo podés convertir en sandwich y rellenarlo con casi cualquier cosa, las tortillas compiten en la misma categoría y de una manera muy parecida.

Si bien a éstas tierras (Argentina) llegaron con otros nombres cómo Rapiditas, Tortillinas, etc… se llaman simplemente Tortillas, que por cierto son muy distintas al tipo de tortillas que acostumbramos hacer nosotros. El éxito de éstas tortillas mexicanas en nuestro país seguramente se deba a la rapidez con la que se resuelve una comida y la diversidad de rellenos que se le puede poner.
Simplemente se doblan a la mitad y se rellenan con lo que uno quiera, jamón y queso, carne o pollo con verduras, guacamole y la lista sigue. Ademas se pueden comer en frío o calientes, dependiendo del gusto de cada uno o de la rapidez con la que tengamos que resolver nuestra comida.
En México se hacen distintos platos en base a éstas tortillas, cómo el más que famoso taco o burrito, enchiladas, quesadillas y hasta sopa de tortilla.

Seguramente mas adelante les iremos contando puntualmente distintos usos que le damos nosotros a las tortillas ya que somos fanáticos de ésta simple masa estirada que tantas alegrías nos da.

 

Conseguí

  • Harina 0000 500 gr.
  • Agua 300 cc.
  • Aceite 5 Cdas.
  • Sal 1 Cdita.

Obtenés 20 tortillas de tamaño mediano.

Cociná

1.

En un bowl colocás la harina con la sal, el aceite y  el agua. Remangate y mezclá bien todos los ingredientes hasta que quede todo unificado.

Receta Tortillas Mexicanas de Trigo Caseras - Paso 1


2.

Bajás la masa a una mesada o superficie plana (ojo, enharinala antes porque te va ayudar a que no se pegue), luego amasá levemente hasta lograr una masa homogénea.

Receta Tortillas Mexicanas de Trigo Caseras - Paso 2


3.

Una vez que tenés hecho el bollo de masa parejito pasas a dividirlo en aproximadamente 20 bollos chicos. Estos bollos van a ser nuestras tortillas, así que podes hacerlos del tamaño que mas te guste pero tené en cuenta que luego tienen que ir al fuego así que no los hagas muuuy grandes. Aplastalos un poco con la mano, apartalos y dejalos descansar unos minutos tapados con un trapo.

Receta Tortillas Mexicanas de Trigo Caseras - Paso 3



4.

Una vez descansados, agarrás un bollo y enharinás la superficie donde vayas a estirarlo. Con el palo de amasar comenzás a estirar la masa partiendo desde el centro y rodando hacia adelante y hacia atrás. Para estirar podés usar un palo de amasar o cualquier elemento de forma cilíndrica con el largo suficiente para poder estirar la masa de forma pareja.

Receta Tortillas Mexicanas de Trigo Caseras - Paso 4


5.

A medida que vas estirando, vas dejando las tortillas sobre una placa enharinada para luego pasar a cocinarlas una por una. Si querés, para que no te ocupen muuucho espacio podés hacerlas en dos tandas. Estirás las primeras 10, las cocinas y luego estirás las otras 10.

Receta Tortillas Mexicanas de Trigo Caseras - Paso 5


6.

Ahora sí! Llegó el momento de cocinarlas, el paso mas fácil y lo mas importante es que podemos empezar a picar nuestras primeras tortillas mientras terminamos de cocinar el resto.
Pre-calentás una sartén del mismo o mayor diámetro que el de nuestras tortillas. A fuego fuerte y sin aceite comenzamos a poner de a una las fajitas a cocinar de un lado y del otro. Durante la cocción vas a notar que se hacen globos, está todo bien, es así. Cuando la des vuelta se van a aplastar.
Tené en cuenta que la cocción es mínima (menos de un minuto por lado), queremos que las fajitas queden blandas para poder armar nuestros futuros tacos u otra comida, si te pasás con la cocción van a secarse mucho y por lo tanto van a quedar duras e imposibles de maniobrar.

Receta Tortillas Mexicanas de Trigo Caseras - Paso 6


7.

Listo! Ya tenés tus tortillas para preparar unos buenos tacos o quesadillas o lo que quieras hacer.
Para guardarlas, esperas a que se enfríen y las metes dentro de una bolsa bien cerrada, la heladera es el mejor lugar si van a pasar algunos días hasta que las comas. También podés freezarlas, de la misma manera (dentro de una bolsa) las pones en el freezer y las vas usando cuando quieras.
Tanto para el freezer o heladera, cuando quieras comerlas, pre-calentá una sartén a fuego fuerte y las pones de un lado y del otro sólo para calentarlas.


Tip

“Mientras estirás la masa con el palo, te conviene hacerlo en diagonal. Primero hacia la derecha y luego hacia la izquierda. De esta manera lográs que la masa quede lo mas pareja posible.”

Disfrutá

Receta Tortillas Mexicanas de Trigo Caseras