Existen muchas maneras de darle sabor a una Focaccia, acá te mostramos una que nos encanta!!

Te compartimos ésta receta para lograr una Focaccia bien esponjosa y sabrosa, que cubrimos con rodajas de batatas, miel, aceite de oliva y romero.
 

Conseguí

  • Harina 000 400 Gr.
  • Agua Tibia 240 Ml.
  • Levadura Fresca 20 Gr.
  • Sal 6 Gr.
  • Aceite de Oliva 20 Ml.
  • Para cubrir

  • Batata 1 u.
  • Aceite de Oliva c/n
  • Romero c/n
  • Miel c/n
  • Sal en escamas o gruesa c/n

Obtenés 1 Focaccia bien esponjosa y con mucho sabor. Ideal para comerla sola o abrirla al medio y armarte un sandwich de lo que quieras!!
 

Cociná

En un bowl colocar todos los ingredientes y mezclar bien, siempre procurando que la levadura y la sal no se toquen directamente.
Bajar la mezcla a una superficie plana y amasar hasta lograr un bollo liso y parejo. Colocar en una fuente (la nuestra es de 30x25cm) con abundante aceite de oliva, cubrir y dejar descansar 40 minutos o hasta que duplique tamaño.
Mientras, cortar la batata en rodajas finas y reservar.
Con la masa ya descansada, hacer presión con los dedos y estirar hasta cubrir todo el diámetro de la fuente. Cubrir y dejar descansar otros 30 minutos.
Cubrir toda la superficie con las rodajas de batata, agregar unos hilos de miel, sal gruesa o en escamas, un poco de romero y aceite de oliva a gusto.
Llevar a horno pre-calentado a temperatura máxima (+230º) durante 30 minutos o hasta que se dore.
Retirar y disfrutar como corresponde!!