En casa preparamos salsa de tomate casi todo el tiempo, de distintas maneras, para pastas, fideos o pizza, pero siempre está bueno tener una opción de Tuco que sea simple pero buena.

Con simple pero buena nos referimos a no recurrir a un puré de tomate o salsa ya preparada. Se puede hacer caserita y con buen sabor en muy poco tiempo, de una manera muy sencilla.
Obviamente hay miles de recetas y maneras de preparlo, pero como siempre… ésta es la nuestra y esperamos que les guste!

 

Conseguí

  • Tomates pelados 5 u.
  • Cebolla 1 u.
  • Ajo 1 diente
  • Laurel 1 hoja
  • Sal 1 Cdita.
  • Azúcar 1 Cdita.
  • Pimienta c/n

Obtenés  1 buena porción de Tuco que te rinde para acompañar 1/2 kilo de tus pastas favoritas.

 

Cociná

1.

Como el proceso de cocción es bastante simple, vamos a detallar bien la preparación de los ingredientes.

. Tomates: nosotros utilizamos los que vienen en lata, ya pelados y listos para usar.
Si quieren usar tomates naturales, tienen que poner a hervir agua, lavar los tomates y hacerles una cruz con un cuchillo en uno de los extremos (sólo corten la piel, no mas que eso). Una vez que hirvió el agua, ponen los tomates y los dejan unos 30 segundos, hasta que ven que la piel se arruga un poco. Los sacan del agua hirviendo y los pasan a un boul con agua bien fría, dejan que se enfríen y luego le sacan la piel con las manos sin problemas.

.Cebolla: simplemente la cortan en cubos chicos o brunoise.

.Ajo: simplemente lo pelan y con un cuchillo u otro elemento que quieran, lo aplastan levemente contra la tabla.


2.

En un cacerola mediana ponen un poco de aceite, el que más les guste, nosotros preferimos y recomendamos oliva pero va en el gusto de cada uno.
Llevan la cacerola a fuego suave, una vez que levanto un poco de temperatura agregan la cebolla, la sal y pimienta a gusto, revuelven. Durante este proceso si pueden tapar la cacerola sería ideal, así evitamos que se nos pase de cocción la cebolla. Sino simplemente vigilenla de cerca y revuelvan cada tanto.
El punto justo de la cebolla es cuanto se pone entre “dorada y transparente”, si queda blanca va a quedar crocante y fuerte de sabor,  si se pone negra va a tener un sabor mas amargo y no es lo que buscamos acá, así que dorada y transparente.



3.

Bueno, una vez que la cebolla está en su punto agregamos los tomates y con una cuchara de madera los vamos pisando para que se desarmen y se mezclen con la cebolla. En general no hace falta agregar agua, los tomates tienen bastante liquido así que no se preocupen.
En este momento también agregar el diente de ajo, la cucharadita de azúcar y la hoja de laurel, revuelven y tapan la cacerola.
Es importante tapar la cacerola para que no se evaporen los líquidos de nuestra salsa y de paso ayuda a concentrar mas los sabores.
La cocción final va a tardar unos 20 minutos, siempre a fuego suave, sólo revuelvan cada tanto.

Listo el tuco, ahora te toca cocinar algo rico para que le haga compañía… ok, te dejamos una receta de Ñoquis de Papa a la cual no le vendría nada mal este Tuco!! 😉


Tip

“Antes de poner los tomates en la cacerola podés mixearlos, van a quedar mas triturados y lo hacés mucho más rápido.”

Disfrutá