Hace unos años que empecé a desayunar fuerte y con el tiempo se volvió en algo indispensable. Un desayuno que me llene y me cargue de energía a la vez, que además me haga llegar al mediodía mas tranqui, sin ganas de comerme todo.

Bueno, ahí es donde aparece ésta receta en mi vida, que si bien no es mía la adapté a mi gusto y necesidad. Hay muchas variantes en cuanto a ingredientes y tamaños, algunos la hacen tipo panqueque otros le agregan frutos secos o coco rallado y un graaaan etcetera.
Lo copado también de ésta receta es que es una buena compañera del que está haciendo dieta ya que alimenta groso y no aporta grasas en general, también para el que hace deporte porque es cómo cargar nafta a penas arrancás el día.

Uso la avena en hojuelas tradicional (no instantánea) porque me gusta más como queda en cuanto a textura, pero va en el gusto de cada uno. Actualmente uso la Quaker Tradicional porque me parece la mejorcita y en cuanto a precio está bastaaante bien.

Para cerrar, si te parece mucho comerte toda la tortilla en el desayuno, guardate el resto en un tupper en la heladera para mas tarde o para el otro día que va a seguir igual de buena.

Bueno, sin muchas más vueltas los dejo seguir con la receta y espero que les guste!

 

 

Conseguí

  • Avena 8 Cdas.
  • Huevo 1 u.
  • Leche / Agua 4 Cdas.
  • Azúcar 1 Cda.
  • Canela 1 Cdita.
  • Esencia de Vainilla 1 Cdita.
  • Aceite o Manteca (sólo si no tenes sartén anti-adherente)
  • Miel a gusto

Obtenés 1 Tortilla para compartir o comer en dos tiempos.

Cociná

1.

Mezclá el huevo con el azúcar, canela,  esencia de vainilla y luego la leche, batí todo levemente a mano.


2.

Incorporá la avena de a poco y mezclá todo hasta unificarlo.


3.

Poné la mezcla sobre una sartén anti-adherente previamente calentada a fuego suave. Si la sarten no es anti-adherente, rociá un poco de aceite o enmantecá la superficie para evitar que se pegue todo.



4.

La dejás cocinar de un lado (5 minutos) y la das vuelta para que se cocine del otro, siempre a fuego suave. Para saber si está para dar vuelta, probás despegarla con una espátula u otro elemento que puedas meter por debajo de la tortilla, si se afloja fácil ya está para darla vuelta.


5.

Una vez lista, la servís sobre un plato y agregás la miel por encima en círculos para cubrir bien todo. Dejás que absorba la miel unos minutos y ya está lista para cortar a tu gusto.

 

Tip

“Al utilizar una sartén de teflón o anti-adherente evitás el uso de materia grasa (aceite, manteca). Es importante que la sartén esté caliente al momento de poner la mezcla para evitar que se pegue.”

 

Mirá

 

Ya extrañábamos la #TortilladeAvena … A arrancar con todo!! 💪🏼

Una foto publicada por Nico Mattioli (@nicowakeup) el