Cada mes, cuando llega el día 29 nos acordamos de los gloriosos ñoquis. Esos que nos preparaba la nonna, amasando desde temprano y qué mientras los servía nos recomendaba poner un billete o moneda debajo del plato. Obviamente, lo hacíamos sin dudar, comer ñoquis y que encima eso te pueda dar mas plata, qué mas podes pedir?

Luego al crecer nos vamos dando cuenta que el tema del dinero bajo el plato no era mas que una leyenda y se agrega a la lista decepciones como el raton pérez, papa noel y todas esas historias que tanto amábamos de chicos.
El tema es que al crecer también empezamos a ir a restaurantes y queremos recrear ese momento de gloria de comer unos buenos ñoquis, pero lo que pasa en la mayoría de los casos es la desilusión… del sabor? de la salsa? la textura? No… la forma!! Mirás el plato y ves un ñoqui cuadrado y sin rayitas que no debería ser llamado ñoqui, donde quedó el amor que le ponía la nonna al hacerlo rodar uno por uno por la “ñoquera” para que que queden todos parejitos y lindos.
Se imaginan una medialuna sin forma de medialuna? o un churro sin canaletas? No, entonces no aceptemos le digan ñoqui a cuadro de masa y sin amor.

Bueno, luego de este desahogo van a poder ver nuestra manera de hacer los ñoquis. Simple, sin mucha vuelta pero con muuuucho amor. ❤️

 

Conseguí

  • Papa 500 gr.
  • Huevo 1 u.
  • Harina 150 gr.
  • Polvo de Hornear 1 Cdita.
  • Sal 2 Cditas.
  • Nuez Moscada 1 Cdita.
  • Pimienta c/n

Obtenés  2 buenos platos de ñoquis.

 

Cociná

1.

Empezamos con las papas, necesitamos lograr un puré y para eso las vamos a poner en una olla con agua. Las cocinamos hasta que estén bien blandas.
Como siempre les decimos para saber cuando están listas, eligen una papa al azar y le clavan un cuchillo, si pueden atravesarla fácilmente ya están!
Cuelan las papas, las ponen en un bowl y las pisan como si fueran a hacer un puré. Lo mejor es que estén calientes para poder pisarlas mas fácilmente. Luego, las dejan enfriar un poco para poder manipularlas.


2.

Ahora lo que vamos a hacer es incorporar el huevo. Lo volcamos sobre nuestro puré y lo mezclamos bien, no queda otra, vas a tener que remangarte y empezar a usar las manos.


3.

Aparte mezclá la harina con la sal, el polvo de hornear, pimienta y la nuez moscada. Una vez que tenés todo bien mezclado pasas a volcarlo sobre el puré. De nuevo con las manos unificás todo, sin amasar, la idea es simplemente incorporar todos los ingredientes.


4.

Cuando logramos una masa homogénea, la bajamos a una superficie plana, previamente enharinada.



5.

Hacemos tiritas del espesor que mas nos guste, tengan en cuenta que mientras mas anchas son, mas grande van a ser los ñoquis.
Cortar las tiras en pedacitos, del tamaño que quieras, eso va a gusto de cada uno.


6.

Ahora si, entra en escena la vedette de ésta receta… La Ñoquera. Antes de empezar a dar forma a nuestros ñoquis es importante que nuestra ñoquera esté bien enharinada.
Para darle la forma, vamos a tomar uno de los pedacitos que cortamos y:
a. Lo colocamos en la parte superior de la ñoquera.
b. Hacemos presión con el dedo en el centro.
c. Lo hacemos rodar para abajo sin dejar de hacer presión.
Si no tienen una ñoquera, pueden utilizar un tenedor que le da una forma similar siguiendo el mismo procedimiento.


7.

A medida que le van dando forma pueden dejarlos en la misma superficie donde amasaron o colocarlos en una fuente previamente enharinada, para evitar que se peguen.
Listo, ya tenemos nuestros Ñoquis!


8.

Ahora te quedan dos opciones:
a. Ponerlos en una fuente bien separados y congelarlos para cuando quieras comerlos o
b. Poner a hervir agua con una cucharadita de sal, cocinarlos hasta que floten y comerlos con una buena salsa como hicimos nosotros.

Obviamente ésta Salsa Bolognesa que les mostramos como hacer hace poco, es más que buena compañera de los ñoquis.
O si quieren algo más simple, pueden probar con este Tuco.


Tip

“Cuando vayas a hervir las papas, dejalas con la piel para que no absorban tanta agua durante la cocción y obtengas una papa mas seca.”

Disfrutá