Cada mes, cuando llega el día 29 nos acordamos de los gloriosos ñoquis. Esos que nos preparaba la nonna, amasando desde temprano y qué mientras los servía nos recomendaba poner un billete o moneda debajo del plato. Obviamente, lo hacíamos sin dudar, comer ñoquis y que encima eso te pueda dar mas plata, qué mas podés pedir?

Una de las pastas más famosas por éstos lados y a la vez muy distinta al resto, una masa a base de papa, con forma de caracol y un sabor único.
Actualmente hay muchas variantes o alternativas a la papa, pero desde acá bancamos a los de papa y con forma de ñoqui… Sí, “forma de ñoqui”, nada de comer un cubo de masa sin amor, por favor, tomense el tiempo de darle esa vueltita de rosca que lo convierte en algo distinto, no por ser obsesivos, sino por ponerle amor a lo que están preparando.

Los dejamos con la receta, remangate que hoy te toca amasar!!

 

Conseguí

  • Papa 500 gr.
  • Huevo 1 u.
  • Harina 150 gr.
  • Polvo de Hornear 1 Cdita.
  • Sal 2 Cditas.
  • Nuez Moscada 1 Cdita.
  • Pimienta c/n

Obtenés  2 buenos platos de ñoquis.

 

Cociná

1.

Empezamos con las papas, necesitás lograr un puré y para eso las vas a poner en una olla con agua. Las cocinás hasta que estén bien blandas.
Como siempre te decimos para saber cuando están listas, elegí una papa al azar y le clavás un cuchillo, si podés atravesarla fácilmente… ya están!
Colá las papas, las ponés en un bowl y las pisás como si fueran a hacer un puré. Lo mejor es que estén calientes para poder pisarlas mas fácilmente. Luego, las dejás enfriar un poco para poder manipularlas.


2.

Ahora lo que vas a hacer es incorporar el huevo. Lo volcás sobre el puré y lo mezclás bien. No queda otra, vas a tener que remangarte y empezar a usar las manos.


3.

A parte mezclá la harina con la sal, el polvo de hornear, pimienta y la nuez moscada. Una vez que tenés todo bien mezclado pasas a volcarlo sobre el puré. De nuevo con las manos unificás todo, sin amasar, la idea es simplemente incorporar todos los ingredientes.


4.

Cuando lográs una masa homogénea, la bajás a una superficie plana, previamente enharinada.



5.

Hacés tiritas del espesor de un dedo aproximadamente, tené en cuenta que mientras mas anchas son, mas grande van a ser los ñoquis.
Cortar las tiras en cubos o del tamaño que quieras, eso va a gusto de cada uno.


6.

Ahora sí, entra en escena la vedette de ésta receta… La Ñoquera. Antes de empezar a dar forma a los ñoquis es importante que la ñoquera esté bien enharinada.
Para darle la forma, vas a tomar uno de los pedacitos que cortaste y:
a. Lo colocás en la parte superior de la ñoquera.
b. Hacés presión con el dedo en el centro.
c. Lo hacés rodar para abajo sin dejar de hacer presión.
Si no tenés una ñoquera, podés utilizar un tenedor que le da una forma similar siguiendo el mismo procedimiento.


7.

A medida que le vás dando forma podés dejarlos en la misma superficie donde amasaste o colocarlos en una fuente previamente enharinada, para evitar que se peguen.
Listo, ya tenés tus Ñoquis!


8.

Ahora te quedan dos opciones:
a. Ponerlos en una fuente bien separados y congelarlos para cuando quieras comerlos o…
b. Poner a hervir agua con una cucharadita de sal, cocinarlos hasta que floten y comerlos con una buena salsa como hicimos nosotros.

Obviamente ésta Salsa Bolognesa que te mostramos como hacer hace poco, es más que buena compañera de los ñoquis.
O si querés algo más simple, podés probar con este Tuco.


Tip

“Cuando vayas a hervir las papas, dejalas con la piel para que no absorban tanta agua durante la cocción y obtengas una papa mas seca.”

Disfrutá