Las podes llamar bombas, bombitas o profiteroles… lo que importa es que podes rellenarlas con lo que quieras y no hay manera de que no te gusten.

Nosotros preferimos rellenarlas con crema pastelera pero las variedades de rellenos son casi infinitos, desde dulce de leche hasta helado y con la mágica posibilidad de bañarlos en chocolate.

Es raro, pero cada vez se las ve menos en panaderías o confiterías, quizás en algunos restaurantes como postre con el nombre de Profiteroles, pero el verlas poco hace que las extrañemos.
Por eso acá vamos a enseñarles nuestra manera de prepararlas y rellenarlas, así las hacen en casa cuando tengan antojo de bombitas!!

 

Conseguí

  • Harina 0000 250 Gr.
  • Huevos 3 u.
  • Manteca 200 Gr.
  • Agua 250 cc.
  • Azúcar 50 Gr.
  • Sal 1 Cdita.

Obtenés unas 20 bombas  para rockear tu próxima merienda.

 

Cociná

1.

Vamos por partes, dijo Jack… Primero conseguite una cacerola de tamaño medio, poné la manteca adentro junto con el agua, sal y azucar. Llevala a fuego suave hasta que la manteca esté completamente derretida e incorporada con el resto de los ingredientes y la sacás del fuego.


2.

Ahora vamos a agregar de a poco la harina. Mientras vas agregando revolvé con una espátula o cuchara de madera para que se vaya incorporando con el resto de los ingredientes.


3.

Luego de integrar todo, te va a quedar una masa mas uniforme como la de la foto. Para saber el punto, separá la preparación a la mitad con la espatula y vas a ver que le cuesta volver a juntarse. Si es así, ya estás listo para seguir con la receta.


4.

Ahora vamos a agregar los huevos de a uno, esto es clave, así que hacenos caso. Abrís un poco la masa, pones un huevo, lo incorporás bien y luego seguís con el otro. Así hasta que tengas los 3 huevos bien integrados a tu masa.



5.

Vas a notar que la consistencia de tu masa cambió, ahora es mas elástica, vamos bien.
Con ésta consistencia ideal, ya podés empezar a armar tus bombas, pero para esto lo ideal es hacerlo con una “manga pastelera”, como seguro en tu casa no tenés una (y nosotros tampoco), te vamos a explicar como armar una artesanalmente.
Buscá por tu casa la bolsa mas limpia que pueda existir y lavala bien, tratá de que sea mas dura de lo normal, las que son tipo ziplock son ideales pero podes usar cualquiera.
Ahora, pones toda tu preparación adentro de la bolsa, la cerrás y le haces un corte en una de las puntas. El corte hacelo chico en primera instancia, si te quedaste corto lo vas agrandando hasta lograr el tamaño que necesitas.


6.

A esta altura ya tenés tu manga artesanal y todas las ganas de comer bombas, así que vamos a seguir con lo importante.
Pre-calentá el horno a temperatura media y enmantecá una fuente.
En la fuente vamos a empezar a poner nuestras bombas, agarrando nuestra manga desde arriba y haciendo presión hacia abajo, vamos a hacer una especie de gota dejando espacio entre cada una. El tamaño de tu bomba va a depender del tamaño de estas gotas que hagas ahora, así que nuestra recomendación es: Ni muy muy, ni tan tan…


7.

Una vez que completes toda la fuente, seguramente vas a ver que todas tus bombas tienen una especie de pico caido. Bueno, no te hagas drama, eso lo corregimos muy facil. Con una cucharita humedecida a penas en agua, aplastás delicadamente hasta que quede liso.
Ahora si, ya no hay excusas, ponemos la fuente en el horno y dejamos que se cocine durante unos 20 minutos aproximadamente. Cada 10 minutos miralas para ver como vienen y cuando las veas crecidas y doradas, ya están.


8.

Dejalas enfriar, deberían verse parecidas a las de la foto pero seguro te quedaron mas lindas 😉
Ahora comelas solas, rellenas o como mas te guste!!

Peeeeero como a nosotros nos gusta rellenarlas con crema pastelera, te vamos a enseñar dos maneras fáciles de rellenarlas. Si no sabes como hacer una crema pastelera, acá tenes nuestra receta que es más que fácil y rápida.


9.

La primera es la mas fácil, con un cuchillo hacés un corte horizontal dejando un punto de unión, sin cortar por completo. Luego separás un poco cada parte de la bomna y con una cucharita la rellenas. Volvés a cerrar y listo.


10.

La segunda técnica es un poco mas ”estética” pero igualmente fácil. Con el mango de la cucharita, o con un cuchillo, vas a hacer un pequeño agujero en el centro de la bomba. En este caso vamos a rellenar con una manga, metiendo la punta bien adentro para que quede bien rellena y no desborde.


Tip

“Cuando ya estén cocidas, no las saques inmediatamente del horno, espera un ratito con el horno apagado. A veces tienden a desinflarse si las sacás rápido.”

Disfrutá