Hay días que en tu casa no tenés casi nada para cocinar, estás a punto de llamar al delivery y ahí entramos nosotros. Trayendo una receta bien fácil, con pocos ingredientes y que te salvan tu cena, almuerzo o la visita de tu amigo vegetariano.

Cocinar con lo que hay a mano es nuestro fuerte y las berenjenas hechas pizza son una comida muy recurrente en nuestro menu. Ayuda mucho el hecho de que salsa y queso son dos ingredientes que en casa nunca faltan, nunca.

Esperamos que disfruten de esta idea simple pero rica y que se convierta en uno de sus favoritos como para nosotros.

 

Conseguí

  • Berenjena 2 u.
  • Pure de Tomates 120 gr.
  • Queso 130 gr.
  • Adobo para Pizza 1 Cda.
  • Sal 1 Cdita.

Obtenés unas 10 beren-pizzas  para acompañar con una buena cerveza.

 

Cociná

1.

Las berenjenas las cortás a lo largo en fetas de 1cm de espesor (mas o menos). No hace falta pelarlas, pero sacale el cabo por favor.
Buscá una fuente para horno, la rociás con un poco de aceite, acostás las berenjenas con un poco de separación entre cada una y les ponés sal.


2.

Podés usar un pure de tomates o alguna salsa de tomates que te guste o hacer el tuco que compartimos anteriormente que le va a quedar muuuy bien.
Con una cuchara vas cubriendo generosamente las berenjenas con el pure de tomates. Esto las va a humectar durante la cocción, así que no escatimes.



3.

Ya están bien cubiertas de salsa, ahora vamos a ponerles el queso. Usá un queso blando tipo muzzarella o cremoso y podés ponerlo en pedazos o rallarlo, como hicimos nosotros.


4.

Ya casi estamos, ahora ponés el adobo para pizza sobre el queso y llevás al horno a temperatura media durante unos 30 minutos. Miralas igualmente cada tanto, para saber cuando están listas pinchalas sutilmente con un cuchillo y si no ofrecen resistencia… ya están!


Tip

“Para que gratinen, una vez que están cocidas, pasalas a la parte baja del horno a fuego suave por un par de minutos.”

Disfrutá